Nadando con el Tiburón Ballena

Durante julio y agosto, varias decenas de ejemplares del bellísimo, gigantesco e inofensivo tiburón ballena llegan a una alberca marina ubicada a una hora de la costa de Quintana Roo, entre las islas de Holbox y Contoy.
El Rhincodon typus, mejor conocido como el tiburón ballena, no es ni tiburón ni ballena, es el pez más grande del mundo llegando a medir hasta 15 metros de longitud, imponente aunque inofensivo es un espectáculo a los ojos de quien tiene la fortuna de contemplar los patrones característicos que los convierte en uno de los animales más estéticos de la gama marina.
El inmenso océano y el gran tamaño del tiburón ballena, nos recuerda lo pequeños que somos en tan inmenso planeta, esta magnífica experiencia se exalta con la cantidad de especies que alberga el caribe mexicano y que podemos atestiguar en la segunda actividad de este increíble tour, el snorkeling en cabo catoche, poblado por bancos de peces multicolores que llenan de vida y alegría nuestro recorrido. Después de un día de aventura cerramos disfrutando el ceviche más fresco, clásico de esta mágica región del caribe mexicano disfrutando de la vista única que sus islas nos ofrecen.
Para poder seguir disfrutando de esta inolvidable travesía, debemos seguir ciertas normas para proteger a el tiburón ballena y a nosotros mismos en esta actividad, por esta razón enlistamos el protocolo a seguir, para divertirnos de manera amigable al medio ambiente.
1.-Es obligatorio para los conductores y usuarios, la utilización de chalecos salvavidas.
2.- Sólo deberá permanecer una embarcación por organismo, por un periodo de tiempo no mayor a 30 minutos.
3.- La velocidad máxima de navegación en la zona de observación no deberá ser mayor a tres nudos.
4.- La embarcación deberá permanecer a una distancia mínima de acercamiento de 10 metros respecto al tiburón ballena.
5.-El acercamiento para la observación del tiburón ballena deberá ser en línea diagonal únicamente por la parte lateral posterior y las embarcaciones deberán avanzar en forma paralela al curso de desplazamiento del tiburón ballena.
6.- Cuando los ejemplares de tiburón ballena aumenten la velocidad de nado, interrumpan abruptamente sus actividades, efectúen inmersiones a mayores profundidades y/o se alejen del área, las embarcaciones deberán alejarse a baja velocidad sin acelerar bruscamente.
7.- Si el tiburón ballena manifiesta un comportamiento amistoso o de indiferencia, la embarcación deberá permanecer sin acelerar, con el motor encendido en posición neutral y podrá entonces desembarcar a los turistas para que realicen las actividades de nado.
8.- La basura generada deberá recolectarse en bolsas de plástico y depositarla en los recipientes instalados para tal propósito en el muelle de arribo.
9.- Las actividades de nado y buceo libre (snorkel) deberán realizarse de la siguiente manera:
– Se establece como número máximo permitido el de un guía por cada dos turistas.
– Mantenerse a una distancia en un radio de aproximación de cinco metros de distancia como mínimo. No se permite tocarlos, molestarlos o montarlos.
– En el caso de que haya pocos ejemplares de tiburón ballena la distancia entre cada una de las embarcaciones que se encuentren en el área deberá ser de 100 metros, con el objeto de no perturbar a la especie que nos ocupa.
10.-Durante el desarrollo de las actividades de observación, nado y buceo libre (snorkel) con tiburón ballena, queda prohibido:
– Utilizar grabadoras, altoparlantes o cualquier aparato que produzca ruido o sonidos que puedan perturbar al organismo.
– Tomar fotografías con flash del tiburón ballena dentro del agua.
– Utilizar motores de propulsión para nadar cerca del tiburón ballena.
– Acosar, molestar, perseguir o dañar a otros organismos marinos, para lo cual se deberá guardar una distancia mínima de acercamiento de cinco metros, limitando el desarrollo de actividades únicamente a la observación de los mismos.
– Nadar y bucear utilizando bronceadores, aceites y bloqueadores solares que no sean biodegradables.
– Colectar, capturar, cazar, perseguir o apropiarse de especies, derivados, productos y/o restos de flora y fauna silvestre cualquiera que sea su estatus.
– Realizar actividades de pesca deportiva-recreativa, sin el permiso de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentos (Sagarpa), así como la extracción de organismos marinos, diferentes a los autorizados por dicha secretaría.
– Dejar residuos en el fondo marino o flotando en el agua, arrojar o verter cualquier tipo de desechos orgánicos y residuos sólidos, así como descargar desechos líquidos, combustibles, aceites o cualquier otro tipo de contaminante.
Si quieres ser parte de esta magnífica historia, reserva desde ahora con nosotros ya que el cupo es sumamente limitado, no te pierdas esta inolvidable experiencia, ven vive y siente Holbox.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *